Loading

La Bodega

La Bodega se encuentra ubicada en San Patricio del Chañar. Tiene una capacidad de producción de 1,5 millones de litros. Su construcción se realizo con criterios de gravedad. Posee desniveles que favorecen la calidad de las uvas y los vinos.

Su estructura surge de formas orograficas (valle), e imita los movimientos de un antiguo mar que existía en él. Tiene desniveles que favorecen la calidad de las uvas y de los vinos.

Para la fermentaciòn de vinos tintos utiliza tanques de acero inoxidable troncocònicos de pequeño volumen que favorecen al color, aromas y taninos, y se complementa con un tratamiento estricto de los caldos. Se incluyen piletas de mampostería con refrigeración a efecto de lograr la temperatura adecuada durante el periodo de fermentación y una cava con capacidad para 500 barricas.

Terroir

Los factores naturales requeridos para la producción de vinos de calidad son: el suelo, el clima y la geomorfologia.

La ubicación geográfica de la bodega en Chañar de San Patricio, Neuquén, cumple con precisión los requisitos que determinan un producto de calidad superior.Este maravilloso lugar se destaca por sus imponentes paisajes tan distintos como extensos que conjugan montañas, lagos,ríos, mesetas y valles permitiendo un contacto con el estado mas puro de la naturaleza.

La gran amplitud térmica en la etapa de maduración de la vid, los rincones pedregosos y aluviales del suelo, la luminosidad, las escasas lluvias y baja humedad, consolidan esta región como la apropiada en la industria vitivinícola, donde mercados nacionales e internacionales posan su mirada.

Los cielos diáfanos y el aire puro de la Patagonia Argentina, los suaves murmullos del viento en su travesía por la cordillera de los Andes y el océano Atlántico, convierten a este lugar en el escenario perfecto que se ajusta a la exigencia y excelencia características de la marca.

Cepas

Presentan un intenso color. El grosor de los hollejos, cautivantes aromas y la armonía en el nivel de acidez es el resultante de la relación entre latitud y amplitud. El equilibrio propio de la naturaleza de la región le da a los mostos una mayor concentración de ácido tartarico y a nuestros vinos una agradable sensación de frescura.